10
Oct
12

La terrible gota fría que no fue

[Esta és una informació publicada al diari Las Provincias el 30-9-12]

Los expertos definen el fenómeno como «línea turbonada o borrasca fría», una tormenta que se desplaza rápido y con mucha virulencia

Muro caído en Manises. / Damián Torres

¿Es gota fría o el fenómeno que todos esperan está todavía está por llegar?. El debate para los profanos puede resultar algo confuso pero los expertos lo tienen claro. «Técnicamente lo que ha ocurrido entre el viernes y el sábado se puede considerar una borrasca fría o línea turbonada». Eso en cristiano es una tormenta desplegada de forma lineal, a modo de frente, que se desplaza por un territorio acompañada de fuertes vientos y lluvia.

La orografía puede determinar el grado de virulencia del fenómeno. Eso es lo que ha ocurrido en Gandia con el tornado que ayer generó cuantiosos daños. «Podría tratarse de una tromba marina que entró en tierra o la propia línea turbonada, un frente con ascensos y descensos de aire. En este caso, hablamos de una zona con mucha altitud, la tormenta se reactivó y eso acabó provocando fortísimas rachas de viento. Si bien, habría que estudiar lo sucedido con mucho más detalle», explica José Ángel Núñez, jefe de Climatología de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana.
La temida gota fría es un fenómeno atmosférico «mucho más amplio que engloba multitud de vertientes y tiene una dimensión más extensa que lo que ha ocurrido ahora». Para abundar un poco más en la parte técnica se trata de un «embolsamiento de aire frío en altura cuando en capas bajas de la atmósfera hay aire cálido y húmedo de procedencia mediterránea. Al contactar con ese aire frío en altura, es cuando se generan las lluvias torrenciales».

En otoño

Ambos fenómenos se producen normalmente durante el otoño. Según explica Millán Millán, asesor de la comisión europea de Medio Ambiente hasta 2011 y director del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (Ceam) durante 20 años, «en esta estación con el Mediterráneo caliente es cuando hay más posibilidades de recarga para que se produzca. Esto pasa mucho menos en otras épocas como en verano, por ejemplo».
Para este experto la gota fría todavía no ha llegado. Este episodio puntual se puede considerar «un temporal de levante típico. La gota fría se extiende mucho más en el tiempo», subraya.
En este episodio lluvioso hubo aparataje eléctrico aunque la intensidad varió según las zonas. El estruendo que escucharon sobre las nueve de la noche del viernes los vecinos de Nazaret tiene una explicación. Se debió a la caída «de un rayo a muy poca distancia. Normalmente lo que se escucha es el eco pero si un rayo cae dentro de un radio de acción de 50 metros lo que se escucha realmente es algo parecido a una explosión. Cuando esto sucede la gente se sorprende mucho y se asusta pero es normal».
Este y el resto de rayos registrados quedan reflejados con detalle en el historial y en los mapas que la Agencia Estatal de Meteorología elabora durante el transcurso de estos fenómenos. La evolución se puede observar por franjas horarias en su página web.
Aunque el máximo en litros por metro cuadrado se lo llevó el municipio de Quart de Poblet con un total de 225, Manises registró un récord histórico en su estación al recoger, en 24 horas, 192,2 litros, superando así el dato del seis de octubre de 1971, cuando se contabilizaron 186, según señalaron ayer fuentes de Aemet.
En el otro epicentro del temporal, Gandia, los datos de acumulación también fueron elevados al registrarse una punta de 207 litros por metro cuadrado. En otras poblaciones de la Safor como Oliva se superaron los cien litros y en Tavernes se alcanzaron los 108.
Los datos pluviométricos que recogía a las 19:52 horas de ayer el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Júcar fijaba los 225 litros por metro cuadrado de Quart y los 130 de Bétera.
Valencia se quedaba en 24,4 litros, aunque en otras zonas llegaron a recogerse picos de hasta 158 litros por metro cuadrado, como en Benimámet, según los datos aportados por el Ayuntamiento. En Aldaia las cifras de la Confederación fijaban en 88,4 los litros recogidos, una cifra muy similar a la contabilizada en Moixent (82,6) y Estubeny (89,2).
Y es que el punto exacto donde se ubique el sistema de medición puede variar muchísimo el resultado en una misma zona o población. Esto explica los datos recogidos, por ejemplo, en la ciudad de Valencia. Según las mediciones del Centro Meteorológico Territorial de Valencia, la precipitación media acumulada fue de 35,4 litros por metro cuadrado. De la máxima de Benimámet (158) destacan los mínimos en la zona de Mestalla (sólo 8 litros por metro cuadrado) o los 25 litros en El Saler.
La Conselleria de Gobernación, a través del Centro de Coordinación de Emergencias (CCE) retiró ayer la preemergencia decretada por lluvias intensas en las provincias de Valencia y Alicante y en el litoral de Castellón. La Agencia Estatal espera para hoy intervalos nubosos, con posibilidad de algún chubasco débil a moderado.

0 Responses to “La terrible gota fría que no fue”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Información Comarcas Centrales

Encuesta

Entradas del mes

octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

Sellent viu

noticias levante emv


A %d blogueros les gusta esto: